Abr 19 2013

Noche de gala para entregar los “V Premios Emprendedores Molineses”.

Category: Asociación TMRedactor TM @ 9:16

El salón del hotel Tryp se llenó de amigos de la comarca.

Galería de imágenes en la pestaña Imágenes de esta misma página.

La Asociación Cultural “Tierra Molinesa” hizo entrega ayer jueves de sus V Premios Emprendedores Molineses, con los que reconoce el esfuerzo profesional y personal de quienes con su trabajo son un ejemplo para la comarca. El hotel Tryp Meliá en Guadalajara acogió esta quinta gala que se extendió durante hora y media y finalizó con las palabras de José A. Pérez, presidente de TM que indicaba “porque con el trabajo y el sentido de la responsabilidad, entre todos podemos ayudar a sacar adelante nuestra comarca” y al final de su discurso pedía a todas las administraciones presentes “hacer un esfuerzo para no abandonar a su suerte a los habitantes del Señorío”.

El primero de los premiados esta año era Julián Ramiro Embid, natural de la localidad molinesa de Rueda de la Sierra, fundador de la empresa RAMEN en 1958, en Madrid, una referencia mundial en la investigación, diseño y fabricación de todo tipo de equipos de alta tecnología para la industria aeronáutica, la ingeniera civil y militar, la industria automovilística.  Julián Ramiro, ya jubilado desde hace años (la empresa está ahora en manos de su hijo) se mostró encantado con el premio y suelto de oratoria, no solo para cantar las bondades de su tierra, sino también para reconocer a muchos molineses y también para contar alguna de su anéscdotas en esta larga trayectoria empresarial, que unen el nombre de Molina a proyectos tan innovadores como el Curiosyti, a través de su empresa.

José María Orea Malo, general de División del Ejército del Aire, oriundo de Campillo de Dueñas, fué el segundo premiado, tiene una sólida carrera profesional y gran formación académica y militar. Su carrera destaca por el desarrollo de importantes cargos militares, fue ascendido a general de División en enero de 2011 y en febrero del mismo año es nombrado Jefe del Estado Mayor del Mando Aéreo de Combate, donde se encuentra destinado en la actualidad. Entre sus títulos civiles, es licenciado en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid. Orea Malo expresó su agradecimiento “a nuestros antecesore que nos enseñaron la importancia de contribuir a nuestro pais con nuestro trabajo, con humildad, esfuerzo y honradez”.

En ámbito colectivo, también fue reconocida la Asociación de Amigos de El Pedregal, como ejemplo de dedicación y apoyo al desarrollo de su pueblo y del medio rural, durante estos 35 años. Su presidente, César Clemente destacaba al recoger el premio, “que no solo emprenden las empresas” y ponía el valor con un gran discurso todo el movimiento asociativo de toda la comarca.

La Marisquería Rafa, ubicada en Molina de Aragón y fundada por los hermanos José y Rafael Sánchez Martín en 1982, y la Carnicería  Hnos Martínez Poveda, de Guadalajara, de Augusto y Felipe Martínez Poveda, naturales de Lebrancón,  fueron las dos empresas galardonadas este año.

Desde el plantel de autoridades el primero en dar su felicitación a los premiados era el alcalde de Molina, Jesús Herranz, quien tras reconocer el trabajo bien hecho, abordaba la situación de la comarca diciendo “que quizá era hora de pedir de nuevo otro Fuero” para combatir la despoblación y apelaba una vez más, a modo de invitación, para que estos premios se entreguen en Molina.

Mientras la presidenta de la Diputación, Ana Guarinos, confesaba su arriago molinés, y animaba a los presentes a superar las dificultades de los tiempos que corren con el ejemplo del esfuerzo de los premiados. “El futuro pasa por muchos sacrificios, pero no hay nada imposible”, aseveró.

También dieron su felicitación , no solo a los premiados, sino también a la tarea que realiza Tierra Molinesa, el subdelegado del Gobiermo, Juan pablo Sánchez, el delegado de la Junta, José Luis Condado y la concejala del Ayto de Guadalajara, Encarnación Jiménez.

El acto fué conducido por la periodista Marta Perruca, también molinesa,  y acabó con un pequeño vino y la charla amistosa entre paisanos.

 

Escribir una respuesta